Bueno, pues agradecemos a la Conferencia Episcopal que nos ponga las publicaciones así, en bandejita…
Porque recordaréis el artículo que escribimos no hace mucho y que podéis leer aquí, comparando los cursos prematrimoniales impartidos por sacerdotes (muy duchos en todo lo que atañe a las parejas) y ciert@s «preventólog@s» («drogabusólogos») que no saben ni de qué hablan al tratar el tema de las drogas pero que repiten muy machaconamente «llegad vírgenes al matrimonio y aceptad l@s hij@s que Dios os dé…» (sí, no nos hemos vuelto loc@s: acerca de la comparación entre la educación afectivo sexual y la «educación» convencional sobre drogas también publicamos este otro artículo)
Aquí, algunas de las perlas, titular aparte:
«Los obispos proponen a los novios la “castidad” hasta después de la boda. “El pánico a la entrega total hace que se haya extendido el probar las relaciones sexuales antes de estar casados”, aseguran, al tiempo que subrayan que la Iglesia se “opone” a este tipo de relaciones.
Igualmente, consideran la pornografía y la masturbación como “una amenaza” para los matrimonios. En concreto, sobre la pornografía, recuerdan que, según el Catecismo de la Iglesia, “desnaturaliza la finalidad del acto sexual” y “atenta gravemente a la dignidad de quienes se dedican a ella”.
Sobre la masturbación, señalan que es “un acto intrínseca y gravemente desordenado”. “La masturbación puede parecer que solamente nos afectará durante el noviazgo, pero por su esencia, puede llegar a tener un componente adictivo que afecta también a algunos matrimonios”, apuntan.»

CC BY 4.0 Esta obra está licenciada bajo una Licencia Creative Commons Atribución 4.0 Internacional.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Call Now Button