Aquí os dejamos nuestro modelo de “rulo”, para quienes no lo conozcáis. Con las indicaciones básicas de reducción de riesgos y de daños, claro.

Si habéis decidido consumir alguna sustancia por vía intranasal, en estos tiempos más que nunca, cada cual con su papel o tubito, ¡¡¡limpio, personal e intransferible!!! Nada de usar billetes ni de compartir instrumental… 😉 

Y, por supuesto, procurad saber lo más posible sobre la sustancia en cuestión, sobre su uso y también sobre su composición, pidiéndonos información o analíticas.

¡Salud y reducción de riesgos!

CC BY 4.0 Esta obra está licenciada bajo una Licencia Creative Commons Atribución 4.0 Internacional.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Call Now Button