Gentes guapas,
Os tenemos que escribir un par de notas correlativas acerca de ¿Estás Puest@?, en relación a los primeros comentarios que nos hacéis de partidas y también por los primeros encargos. Ahí va el primero:
Agradeceros por supuesto el aprecio y los mensajes que nos estáis mandando; estamos encantad@s de que os esté gustando….😉 Cuando comenzamos a hacerlo, allá por 2016, hubiéramos firmado esta reacción. Sin embargo, aparte de comentarnos que os echáis buenas risas con él, que está muy bien hecho y que se aprende mucho, nos soléis decir que las preguntas son muy difíciles. Claro, tiene que estar adaptado a gente muy puesta y a quien no está tanto, por eso se dan opciones en la respuestas y nadie se aburre por quedarse callad@… Además, hacer 1020 preguntas, más las pruebas es complicado; os aseguramos que cuando se llevan 200 hechas ya se han acabado las «fáciles» hace rato… Y además así cumple su función formativa…😉 De momento nos han felicitado “frikis” de las drogas y “frikis” de los juegos de mesa, y ni una cosa ni la otra… así que estamos muy content@s…😉
Además, un secretillo de l@s autor@s, el orden de las 170 preguntas de cada categoría estaba muy pensado, de menor a mayor dificultad y teniendo también en cuenta las referencias a preguntas anteriores, pero… pero, en el proceso de fabricación nos dieron la vuelta, así que el orden que veis al abrir los paquetes de cartas es el inverso; esto es: empezáis por las últimas, necesariamente las más rebuscadas y a veces complicadas. Que esto no os desanime, ya veis que se dan opciones de respuesta casi siempre. Y además, si no se fallasen, no habría juego, ¿no? Por otro lado, al igual que pasaba con el “Feminismos Reunidos” comprobar lo que no sabemos sobre ciertas cosas nos hace reflexionar sobre lo poco y mal que se nos enseña. En una sociedad prohibicionista, en la que lo único que se nos suele “formar” sobre drogas (ilegales) es “Simplemente di no” y en la que en educación sobre drogas estamos en un equivalente al “Virgen al matrimonio y los hijos que te dé Dios” de la (des)educación sexual (podéis ver uno de nuestros artículos aquí), promover el conocimiento es una obligación. Y a través de proyectos con tanto cariño puesto en ellos, un auténtico placer.
 

CC BY 4.0 Esta obra está licenciada bajo una Licencia Creative Commons Atribución 4.0 Internacional.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.